Todo fachada

fachada

Seguramente he soñado con la fachada de mi casa porque se acerca el final del verano y en mi mente, sin quererlo, organizo mentalmente las pequeñas o grandes reformas que quiero hacer en casa. Una de ellas arreglar algún bonito desconchado que me empieza a llamar a gritos: “¡Píntame!”.

Vivo en una casa adosada que pertenece a una manzana con casitas similares. Esta noche he soñado que la comunidad, en amable y sin par reunión de vecinos, ha decidido pintar las casas de manera temática. A cada calle le corresponde un tema. Las casas de princesas ya lucen cual castillitos rosas, aunque mi amigo JAS ha colocado una bandera pirata en la suya, que una cosa es tener tres hijas y otra no reivindicar su lado canalla: “Somos los piratas de este disparatado cuento de hadas”.

Hay otra calle “afortunada” a la que le ha tocado el mundo pitufo, como al pueblo de Júzcar; blue, blue, pero que muy blue. La tercera calle tiene como tema principal de su fachada el Metro de Moscú, al que también llaman el palacio subterráneo. No está mal. Y a la calle a la que pertenece mi casa, que todavía no ha sido pintada porque necesitan mi aprobación, le toca los mantones de manila. Mi casa pintada con flores y más flores… El sueño ha acabado con una vecina intentando convencerme de la siguiente manera: “Aprovecha, que te pintan la casa gratis”. No digo más.


Que se vaya el verano

Nubes de levante

Para mantenerme a salvo. Que el viento se lleve sus falsas rutinas, pero que mantenga intacta la terraza donde escribo estas palabras. Que el viento me empuje suavemente, que me adentre en el invierno y me susurre palabras nuevas. Que termine el verano amable, pero irreal, que el viento me mantenga a salvo.

Sueños relacionados:

- La playa.

- Verano.


Diario de Lola

diario2

Lola me ha pedido que escriba una introducción en su diario:

Este es el diario de una niña muy especial. A veces escribirá cosas triviales, divertidas, con humor; otras reflexiones más profundas, algunos miedos que la amenazan y sentimientos de alguien que despierta a la madurez. En cualquier caso la preocupación de Lola es llenar de palabras sin sentido (yo no lo creo) páginas en blanco, a las que tiene tanto respeto como yo.

Querido diario, Lola ya ha roto varias de tus hojas porque cuando vuelve la vista atrás se arrepiente de utilizar las palabras no adecuadas (yo no lo creo). Con estas primeras líneas escritas por mamá quiero hacerle comprender que no sería éste un diario sin cambios de ánimo, algunos tachones y faltas de ortografía corregidas con Tipp-Ex. Sería algo prefabricado, un guión de ficción que no es el caso.

Se llenarán tus páginas no sólo de renglones un poco torcidos y alguna coma fuera de lugar. Deberías saber, diario, que tus páginas albergarán un auténtico tesoro, las impresiones de una lectora precoz, una niña llena de contrastes, de ideas, de creatividad, que ya nunca, espero, preguntará a la hora de darte vida: “¿Puedo empezar de nuevo?”.

Sueños relacionados:

- LOLA Y EL DRAGÓN.

- Querida Lola.


Sin ropa

Oopps

Seguro que lo habéis soñado alguna vez. En la calle, sin ropa. Desnuda. Escondiéndome. Vértigo, vergüenza. Mmmmm, ¿hacia adónde voy? Por el momento no me cruzo con nadie pero es cuestión de tiempo que el murmullo de gente que escucho acercarse me sorprenda “desnudita perdía”. ¿Qué puedo hacer?

- Ponerme un traje de gitana que me he encontrado, celeste, con lunares blancos, pequeño, pequeño.

- Andar como si nada pasara, desnuda, muy digna, cabeza alta.

- Convertirme en estatua humana.

-¡¡¡¡Correr!!!!


Sueño con fados

En esta época del año vuelvo a los fados, a toda la nostalgia que me inspiran. La nostalgia a la que abro las puertas de vez en cuando para buscar palabras, emociones tan mías. Y conforme voy escribiendo, escuchando fados, voy alejándome de este mundo, me llevo conmigo sólo a lo míos. Tejo una escafandra en la que pocos caben. Me olvido de esas personas que me cansan, que no escuchan, charlan, hacen ademanes pero no dicen nada.

Sólo mi tribu, y mis fados y las palabras conviviendo en la silenciosa escafandra. Y vuelo, soñando, hacia Portugal, otra vez la inmensidad del Océano a sus pies.

sintra6

SUEÑOS RELACIONADOS:

- Antojo.

- Añadir nueva entrada.


Tercer cumpleaños del blog

Tres años ya desde que me decidí a escribir un blog… ¡sobre los sueños que tengo! Nada más que me ha aportado satisfacciones. Haciendo balance, sigo pensando que el sueño que adjunto a continuación sigue siendo mi favorito.

Querida Lola:

Querida Lola, cómo me gustaría verte sonreír más a menudo. Cuando ríes iluminas a quien te observa, tus ojos grandes se hacen más grandes, y la boca crece hasta ocupar casi toda la cara. Parece que tu rostro cambia de color, es más brillante, y la nariz se arruga para dejar paso a esa sonrisa que tanto me gusta. Pero son pocas las ocasiones en las que ríes de esa manera despreocupada que corresponde a los niños de tu edad. Esa carcajada limpia libre de grandes preocupaciones, sin rastro de sombras.

¿Por qué entonces has dejado que algunas sombras ensucien esa luminosidad? Cuando no ríes tus ojos grandes se hacen más grandes, pero también se hunden en tu rostro, que palidece. Me gustaría poder moldearte la cara con mis manos, cambiar la dirección de tus labios, levantarlos hacia arriba, para que sonrían. Me gustaría tener una varita mágica y posarla en medio de tu frente, para absorber como una mamá hada todas tus preocupaciones, hacerlas desaparecer.

Quizás no tenga una varita mágica, pero tengo todo el amor del mundo, que nos convierte a todas las madres en las hadas más eficientes.


Carlos, trata de arrancarlo

trata_arrancarlo

 

Desde que duermo a ratos, interrumpida por el hambre de un bebé de mes y medio, sueño a ratos también. Y tengo sueños de lo más variados y dinámicos. Aunque esta noche ha habido un elemento recurrente en todos, y es que el coche que fuera a arrancar me dejaba siempre tirada.

Me he reencontrado con un amiga de la infancia y hemos decidido ir a cenar para ponernos al día. Pero el coche no me arrancaba y lo hemos tenido que aplazar. Después de la siguiente toma y cambio de pañal, he soñado con una hipotética reunión de trabajo, pero no he podido llegar porque el coche que me tenía que llevar no arrancaba.

Poner un chupete, dar una vuelta en la cama y soñar, todo es empezar. Que bonito es estar en una cala perdida en pleno verano, bañándote en un mar cristalino, acariciándote los rayos del sol. Ese paraíso encontrado se puede convertir en un infierno si cuando quieres volver el coche no arranca, no hay cobertura para llamar a nadie y la marea comienza a subir.

Al bebé le duele la barriguita, una vez calmado queda tiempo para otro sueño. Que poco sentido tiene que tu coche de carreras no arranque en la línea de salida. Con lo bien que me quedaba el mono de piloto.

Sueños relacionados:

- El coche que te parió.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 77 seguidores

%d personas les gusta esto: