Recoge, recoge, que no hay tiempo

No sé si es porque soy muy ordenada, o es algo que nos pasa a todos, pero muchas veces sueño con que tengo que recoger una habitación para irme de viaje y, cuando creo que ya he terminado, todo está patas arriba otra vez. ¡Ah! Creo que es porque odio hacer maletas. No os acerquéis nunca a una maniática del orden mientras hace una maleta, es como molestar a un animal mientras come, os puede morder.

Esta noche se ha repetido esa sensación y, en esta ocasión, estaba dejando mi piso de la Universidad vacío. Pero se han mezclado las habitaciones del piso con los cuartos de mis hijas, por lo que en la maleta había desde apuntes a biberones. Mi obsesión era, como lo es siempre, economizar espacio, pero cuando creía haber terminado, aparecía mi madre (o la conciencia materna) que me preguntaba: “¿Pero es que no te vas a llevar el saca leche, ni el abrigo de piel?” Huelga decir que nunca he utilizado ni una cosa ni otra (¡viva PETA!).

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

One response to “Recoge, recoge, que no hay tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: