La “solucionadora de problemas”

No hay nada más gratificante que trabajar para ayudar a los demás. Pero claro, en un sueño, no sientes gratificación sino cierta angustia por superar las trabas que van surgiendo. Me explico, hoy me he convertido en becaria de una compañía “solucionadora de problemas”. No sé si suena raro pero así ha sido y ése era el nombre. Lo gracioso es que me he enterado de que necesitaban a alguien, a un becario, mientras me tomaba un refrigerio en una cafetería llamada Ikea. Una Ikea hecha a la medida de mis sueños, una tienda de decoración pequeñita, cafetería, pub, club deportivo y lo que hiciera falta.

“Yo me ofrezco, quiero solucionar problemas como la que más”. Entonces me presento ante la compañía, y casi sin preguntarme el nombre me envían a Vietnam, a la guerra de Vietnam, a trabajar de voluntaria: “Es un pequeño entrenamiento, viajas en el tiempo y nos cuentas tus impresiones”. La experiencia, buenísima, nada estresante. El siguiente paso es viajar a un país indeterminado y evitar que me corten los brazos, a mí y a todo aquel al que pueda, valga la redundancia, llevar en brazos. Suena duro, de hecho las imágenes que tengo todavía en mi cabeza lo son, pero he rescatado a muchas personas de los hachazos sin grandes problemas. Más tarde debía cargar con una bicicleta estática en una mudanza; bien, la bicicleta algo pesada, pero bien. Pero por donde no he pasado es por el estrés de tener que escribir informes en un sistema diferente al Word. He tocado todas las teclas del ordenador y, cuando he comprendido que era incapaz de abrir un documento nuevo, les he dicho a los de la compañía: “Ahí os quedáis”.

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

One response to “La “solucionadora de problemas”

  • thexipiron

    Me he leído tu post, porque te va a parecer una chorrada, pero tengo una cosa que se llama “solucionador de problemas”. Me la regaló mi ex, de nombre ficticio “Alexia”, y es una pequeña bolsita de tela, que tiene en su interior 6 pequeños muñequitos hechos de palillos y pintados y con un poco de tela. La compró en un mercadillo en una ciudad llamada de nombre ficticio “Ozono”, la hicieron unos artesanos de Perú. La gracia de esto es que cada uno de los 6 muñequitos es un solucionador de problemas, entonces dice una leyenda que antes de dormir si tienes algún problema, se lo cuentas a los muñecos y a la mañana siguiente ese problema desaparece.

    Yo lo he hecho y curiosamente no funciona siempre, pero muchas veces sí!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: