Ofidiofobia III

 

 

 

 

 

 

 

Esta noche me he ido de cabeza al futuro. A un futuro donde tenemos que luchar contra criaturas monstruosas: serpientes gigantes con cara de caballo. No, con cara de burro, no con cara de león. ¡Ah! Es que les cambia la cara. Pero el cuerpo y el tamaño no; serpientes gigantes.

¡Qué miedo! Estoy en una especie de nave espacial, que en realidad es mi casa o una residencia de estudiantes, o es que yo tengo una familia muy grande. Porque la “nave-casa” tiene muchas habitaciones de las que salen serpientes gigantes con cara de caballo. Y no hay una sola donde puedas resguardarte. Por mucho que cierres la puerta siguen apareciendo los temibles monstruos.

Hay una manera de acabar con ellas, con las serpientes con cara de león; si les echas azúcar glas a los ojos se desintegran. Estamos provistos, tenemos unas pistolas muy modernas a las que echamos azúcar, ellas mismas trituran los granos y espolvorean a las serpientes. Tienen capacidad para un kilo de azúcar, pesan, pero merece la pena cargar con ellas. Cuando consigues apuntar a los ojos de las “criaturitas” del futuro, es muy divertido ver cómo se convierten en una especie de burbuja de algodón dulce, explotan y… mi “nave espacial- hogar” parece ahora la casa de Tarta de Fresa.

Sueños relacionados:

Ofidiofobia.

Ofidiofobia II.

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: