Ofidiofobia IV

Tengo que reconocerlo de una vez por todas, abiertamente: Me dan miedo los animales. Los animales en general y las serpientes en particular. Ayer, mientras paseaba tranquilamente por los alrededores de mi casa, me crucé con unas inocentes ovejitas, algunas de ellas con campanitas y todo colgadas del cuello. Pero pese a la imagen bucólica yo juraría que me miraban desafiantes. De manera que me cambié de acera, muerta de miedo.

Esta noche he soñado con las ovejas. Me miraban, y sus ojos brillaban, con una luz verde, y de su boca salían lenguas de serpiente. Yo le preguntaba a quiénes se cruzaban por mi camino: “¿Habéis visto eso? Las ovejas se están convirtiendo en serpientes”. Pero me han tomado por loca, ¡qué impotencia! Una vez ingresada en un manicomio blanco y verde, me ha hecho una visita el pastor de las ovejas; sus ojos brillaban, con una luz verde, y de su boca salía una lengua de serpiente.

Sueños relacionados:

Categoría Ofidiofobia.

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: