Hay que ver

Hay que ver lo maleducado que se ha mostrado mi marido en el sueño de esta noche. Hay que ver, no puede ser que yo me arregle para ir a una fiesta de un amigo mío, les “enfunde” a las niñas unos vestidos de punto inglés y, a la hora de salir de casa, él se haya ido ya. Ha salido volando con el coche. Lo llamo al móvil:

-¿Dónde estás?

-Oops! Estoy en la fiesta, me he olvidado de vosotras.

No me imagino a mi marido diciendo “oops”, pero no me ha dado por pensar como en otras ocasiones que lo ha abducido un extraterrestre ni nada por el estilo; directamente me he tomado sus palabras como una ironía, un insulto hacia nosotras. Hay que ver que se haya olvidado de sus mujercitas (esto también es una ironía porque supongo que necesitaba una dosis de testosterona).

Hay que ver que yo haya tenido que salir con ellas a la calle, con cada una en una mano, cual madre coraje a coger un taxi, enfadadísima. Hay que ver que en los sueños se unan los espacios y, antes de darme cuenta es de noche (porque antes era de día) y estoy en otra ciudad, con mis niñas con sus trajecitos de punto inglés abriéndome paso en una calle llena de bares y gente fumando fuera. No sé por qué, pero mi mayor obsesión es llegar a un garaje que cada vez está más lejos… Con lo poco que he tardado en llegar a otra ciudad y ahora la puerta del garaje se aleja a cada paso que doy. Hay que ver los sueños cómo me engañan. Y ahora las niñas se pierden porque las he soltado un momento para intentar hablar con el simpático de mi marido por el móvil. Pero me cruzo con personas que me apagan el teléfono y no me dejan marcar el número, hay que ver.

Las niñas aparecen en un bar en el que comen cacahuetes y yo decido llevármelas a la habitación de un hotel, no si antes tirar el móvil. Paso de fiesta, paso de coche y de amigos. Hay que ver lo cansada que estoy; me acuesto pero aparece el “fugitivo” para contarme que se lo ha pasado muy bien en la fiesta y que se ha sacado un seguro de riesgos laborales junto con unos amigos. ¡Hay que ver qué tontería! Y hay que ver lo que me chirría la expresión “hay que ver” no sé si porque la he repetido mucho en este sueño que os cuento o porque es una expresión mal utilizada. Anda que

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: