La nada

Hoy me he despertado sin recordar lo que había soñado. Nada alarmante, porque no es la primera vez ni será la última. Pero en esta ocasión tenía un amargo sabor de boca (en el sentido figurado) que no me ha dejado tranquila. Y de tanto pensar, que es por lo que me suele doler la cabeza a menudo, he recordado.

Esta noche me han intentado borrar la memoria. Pero no lo han conseguido; ya os dije en alguna ocasión que no se me olvida nada. Y como he conseguido recordar a quiénes querían que no recordara, las palabras fluyen.

Me ha intentado borrar la memoria áquel con el que me encontré una vez, y la que me insultó a la cara. También han aparecido para ayudarles los indiferentes. Todos ellos me agarraban mientras el demonio intentaba ponerme una inyección en la cabeza que contenía la nada.

No ha debido de atinar muy bien porque sigo nadando entre todas las palabras.

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

2 responses to “La nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: