Ofidiofobia VI (o Aracnofobia I)

Una araña me ha picado esta noche; en mi sueño soñado. Todavía puedo sentir cómo ha recorrido mi brazo y me ha picado en la mano, mientras intentaba quitármela de en medio con una buena sacudida.

Me imagino que estaréis pensando en una araña peluda y grande, pero no os creáis, ha sido una arañita pequeña de patas muy finas. Pero igualmente me ha picado, y he sentido en el dedo índice una presión parecida a cuando tienes la mano dormida.

Si elevaba el dedo (a modo de peineta, dedicada a todas las arañas del mundo) la presión disminuía, pero si lo dejaba suelto, entonces empezaban a salirme unas púas blancas.

¡Ajajá! (supongo que esta es una palabra inventada). Ahora, al verme las púas, las personas que me han acompañado en el sueño comienzan a tomarme en serio. Antes se habían reído de mi miedo a la araña pequeña, pero comienzan a pensar que la picadura tiene unas consecuencias extrañas. Y yo no sé si seguir asustada o asustarlos a ellos lanzándole púas venenosas.

Sí, me estoy convirtiendo en serpiente, al fin.

Sueños relacionados:

Categoría ofidiofobia.

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: