Sangre otra vez (entre paréntesis)

Conmocionado se ha quedado el mundo entero (por exagerar) ante la inesperada muerte (soñada por mí) de Daniel Radcliffe (Harry Potter para los amigos). Asistía yo a una rueda de prensa de Radcliffe, a la presentación de alguna nueva película protagonizada por el actor británico cuando, de súbito, sin que nadie pudiera reaccionar, alguien le ha disparado y ha recibido un tiro en la cabeza. Se cae, se muere y se acabó.

No hay sangre, es un tiro limpio, una bala con forma de flecha, que no le hace sangrar. La sala queda desierta en cuestión de segundos, pero yo no puedo moverme porque dos gotas de sangre me han dejado hipnotizada. Dos gotas de sangre en el suelo, a mis pies, ¿son de Radcliffe o son mías esas gotas? ¿Quién sabe? Nadie hace caso porque nadie hay en la sala, uno muerto y yo mirando la sangre, que me hipnotiza.

Viene la policía científica (ya sabéis lo que me gusta una serie de homicidios…) e investiga. Pero investiga mal, porque no hace caso (la policía científica, en abstracto) de las dos gotas de sangre que, por lo que parece no son ni del pobre Daniel ni mías. Podrían ser del asesino, pero nadie las mira, ni las analiza, ni las observa como yo; son dos gotas de sangre perfectas, se convierten en soles rojos, en estrellas rojas perfectas y se coagulan.

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: