Free Winona (Pequeños grandes disparates)

Desde hace unos días tengo muchos sueños fragmentados, episodios disparatados que voy alternando en estas noches de calor. Situaciones de las que salgo lo más airosa posible y que os resumo a continuación:

– El chiguagua de una amiga se cae a una piscina donde celebrábamos una fiesta. Realmente se tira a la piscina pero no sabe nadar. Y yo, ni corta ni perezosa, me tiro a la piscina a salvar al pequeño animal. Como la amiga en cuestión resulta ser hermana de Winona Ryder, el perro y su salvadora salimos en todas las portadas.

– Voy a comprar preservativos a una farmacia y detrás del mostrador, con bata blanca y sonrisa irónica, me atiende mi suegra. Lo de «consulte a su farmacéutico» lo voy a dejar para otra ocasión.

– Tengo el poder de cruzar las paredes, pero no como los fantasmas, sino con la fuerza bruta. Por eso me llaman la «bruta rompe paredes».

– En mi periplo por las paredes de España me cruzo con una pareja que se besa con pasión. Resulta ser una infidelidad del marido de la hermana de Winona Ryder (por Dios que Winona no tenga de verdad una hermana), por lo que el divorcio y la «rompe paredes» salimos en todas las portadas.

– Viajo con mi hija Martina en coche y, en vez de aparcar en la puerta de mi casa (voy cargada de maletas), se me ocurre dejar el coche siempre lejos: en la calle de al lado, en un solar vacío, a los pies de un pantalán. No, no vivo cerca del mar, pero en mis sueños hay un puerto al lado de mi casa.

– El otro día una amiga fue a Ikea y me contó que había cosas que se vendían a diez céntimos. Esto es verdad, y yo soñé que en Zara hacían lo mismo con las rebecas, pero todas me quedaban pequeñas; como sólo costaban diez céntimos, tenían poca lana.

– Tengo que quedarme a dormir en casa de un amigo de la infancia porque tiene gripe. Pero yo no me dedico a cuidarlo, si no a cocinar para cien personas; vamos a celebrar una fiesta, en honor a Winona Ryder.

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: