Sueños sin sentido (y divertidos) VIII

Las cosas que sueño… De camino a un cumpleaños he perdido el control del coche, he frenado y he hecho un trompo en una rotonda. Añado que llueve y que ya nos hemos mojado, mis niñas y yo. Como no me he chocado con nadie y pese al susto en el cuerpo, no se me ha ocurrido otra cosa que seguir, dar otra vuelta a la rotonda y dirigirme al cumpleaños. Miro por el espejo retrovisor, mis hijas están blancas como la pared, la mayor agarrada a la puerta como si la loca de su madre fuera a hacer otro trompo en cualquier momento.

 
Llego al lugar del cumpleaños y está todo cerrado; me he equivocado de lugar. La mamá de la cumpleañera tiene que recogerme. Sigo insistiendo en que llueve, mi paraguas no se abre y me engancho las mochilas como puedo mientras intento “colocarle” los chubasqueros a mis hijas. No es de extrañar entonces que, nerviosa como estoy con el susto de antes, deje las llaves dentro del coche y cierre todos los pestillos. Sí, ya lo sé, ¿cómo es posible? Pues lo es, porque no puedo abrir el coche y veo las llaves relucientes en el sitio del copiloto. También puede verlo cualquiera, incluso alguien que quiera romper el cristal y llevarse el coche.

 
En ese estado de nervios e intentando localizar a alguien (es decir, a mi marido) que me traiga otras llaves de mi casa, llego a un cumpleaños feliz de una niña de cuatro años. En mi interior sólo se me ocurre decir sapos y culebras pero estoy en un lugar lleno de niños pequeños, sandwiches de nocilla y batidos de chocolate. Respiro hondo y en ese momento hace su aparición estelar una animadora que quiere que los padres participemos en la fiesta. Y así, “cagándome en todo lo que he estudiado” y, en el colmo del surrealismo de una tarde de lluvia, me véis haciendo la ola, bailando y aplaudiendo todas las ocurrencias de la mujer payaso.

¿Sabéis? En realidad esto no lo he soñado, me pasó ayer de verdad. Y no podía renunciar a contarlo, porque a veces la realidad supera a cualquier sueño disparatado.

 

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: