Llego tarde

de Tamara Anegón PlaSé que este tipo se sueño lo habéis tenido alguna vez.

Como el conejo de “Alicia en el país de las maravillas”, reloj en mano y llegando tarde; así me he sentido esta noche en mi sueño. En mi caso llegaba tarde a cubrir una rueda de prensa. Sabéis que colaboro desde hace unos meses en CineandCine, y esta noche he soñado que no lograba llegar a tiempo a una rueda de prensa convocada con motivo del estreno de una película.

Como ayer estuve hablando con mi compañera, Ana Vázquez (peasso periodista), sobre temas pendientes, planificación, etcétera, debí acostarme pensando en cómo organizar mi tiempo para cumplir plazos. Cabeza en la almohada, postura, mantita y a dormir. Hasta que ha sonado el teléfono de manera insistente y diría que con el volumen aumentado. Vamos, que me he “despertado”, en otra casa y en otra ciudad, sobresaltada. Miro el reloj y son las siete, justo la hora en la que tendría que estar haciendo las fotos de turno a los actores protagonistas de la película tal y formulándoles las preguntas pertinentes. La del teléfono es Ana, que me llama para preguntarme dónde me encuentro…

Ahora es cuando toca correr, pero claro, no es fácil llegar a un sitio cuando estás soñando. Porque si coges el metro y el maquinista cree que no has pagado el billete, te puede sacar del vagón. Entonces, aunque se hace tarde y miras compulsivamente el reloj, tienes que ir por una rampa mecánica a ver al “jefe” del metro para que te regañe por no pagar. Cuando ya lo has solucionado todo y llegas a la estación que toca, compruebas que todo está cubierto de nieve y que tienes que patinar por un lago helado para llegar a tu destino. Sigues mirando el reloj, el evento va a finalizar, pero la nieve te impide llegar a tiempo, y un señor que te pregunta por tu familia, y una pared que tienes que escalar, y simplemente ese paso lento, ese no poder con tu cuerpo que ahora pesa tanto, tanto, como si estuvieras durmiendo, o soñando.

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: