El escaparate

Hoy he soñado que vivía dentro de un escaparate. Al principio no me daba cuenta, pero notaba algo, presencias, reacciones a mis palabras, a mis actos. Como si mi sombra se proyectara fuera de los límites normales. Al principio creía que me vigilaban fantasmas.

Pero la realidad es que mi casa se ha convertido en un escaparate. Pues vaya. ¡Qué incomodidad! Menos mal que en el sueño no he tenido que ir al baño. Pero me he puesto a cocinar, y sentía cómo los curiosos iban dirigiendo mis recetas, no los escuchaba, pero sentía como desaprobaban que pusiera tanta sal, o me indicaban que añadiera algún que otro ingrediente.

Y me he acostumbrado, le he cogido el gusto al asunto. Vivir en un escaparate, ¡qué cosas! He acabado el sueño bailando delante del escaparate, haciendo las delicias de mis curiosos más fieles.

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: