1 de enero de 2014

Y 2 y 3 y espero que así hasta el 2015, 2016 y me gustaría que hasta el infinito. Que manera de aferrarse este mundo y al tiempo. Escribo hoy para borrar de un plumazo los propósitos del primer día del año, que no son si no una manera más de buscarnos obligaciones y sentirnos frustrados por no poder cumplirlos.

Desde que tengo uso de razón me ha gustado pensar que el primer día del año era una puerta abierta al cambio. Hasta que me he preguntado, ¿cambiar qué? ¿Tener más paciencia? ¿Más empatía? ¿Ser mejor persona? ¿Es que todavía no he aprendido a hacer balance? Este año me voy a proponer ser santa, y cuando no lo consiga (ya os digo yo que es imposible), lloraré hasta quedarme seca, como he hecho hoy, al darme cuenta de que sigo siendo imperfecta. Es que me gusta mucho llorar y el drama…

Esta noche he soñado con Mafalda:

mafalda_blog

Anuncios

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

One response to “1 de enero de 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: