Hay demasiados mosquitos

mosquitos

Hoy he vivido una aventura muy entretenida. He estado con mi marido matando mosquitos. Aparentemente os puede parecer un rollo, y más si es por la noche y lo que quieres es dormir.

Pero hemos matado mosquitos con unas pistolas especiales con rayos láser y en una nave espacial. Sienta bien pasar tiempo solo con tu marido para variar, aunque sea ataviado como los cazafantansmas y apuntando con el láser a los simpáticos bichitos. También había avispas gigantes; la nave ha acabado repleta de viscosidad amarilla y negra.

Sienta bien pasar tiempo solo con tu marido (y la compañía de los insectos) para variar. Entre disparo y disparo hemos hablado de ciertas cosas que no tenemos tiempo a abordar normalmente. Nuestra vida es una sucesión de conversaciones interrumpidas por nuestros hijos.

Cuando hemos llegado a casa estábamos cansados pero satisfechos, contentos de haber hecho algo divertido juntos. Al momento han aparecido los niños convertidos en mosquitos gigantes.

Acerca de cristina g. montero

Escritora y periodista con ganas de contar pequeñas historias. ¿Mi excusa narrativa? Los sueños que tengo, auténticos cuentos para divertir, hacer pensar, entretener. Ver todas las entradas de cristina g. montero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: