Archivo de la etiqueta: Adele

Sueños sin sentido (y divertidos) III

Venezuela. Hasta allí he viajado esta noche gracias a la generosidad de una editorial (desconocida). Nos han invitado a un grupo de escritores a un hotel gigantesco que se parecía a la biblioteca de Borges… pero con mejores instalaciones. El motivo: la presentación de un libro de relatos en el que participamos los escritores invitados.

¡Qué ilusión cuando he tenido el libro en mis manos! Hasta que he descubierto que mi cuento no estaba por ninguna parte. Entonces, ¿qué hago yo en este hotel de Venezuela? Paseando por los pasillos interminables de este edificio singular me he ido encontrando con personas conocidas, incluso mi madre se alojaba allí.

Y me he perdido, no sabía volver a mi habitación, de manera que me he quedado a dormir en el cuarto de Adele, que iba a dar un concierto al día siguiente, también con motivo de la presentación del libro. Lo hemos pasado bien, charlando de nuestras cosas toda la noche.

Anuncios

Feliz San Valentín (con ironía)

Escalar y escalar durante una noche entera es algo atrevido. Porque te arriesgas a despertar y caer a los pies de la cama si te flaquean las piernas.

– ¿Qué te ha pasado? – pregunta mi marido.

– Nada, es que la noche se me ha hecho muy “cuesta arriba”.

– Claro, tiene sentido – contesta con naturalidad, acostumbrado a mis desvaríos nocturnos.

– Y por cierto, ¡tú! ¡Tú eres la razón por la que he tenido que escalar hacia el infinito y más allá!

Ya no ha habido réplica porque mi señor esposo ha huido; una cosa es ser comprensivo y otra aguantar una regañina nada más comenzar el día. Pero es que en mi sueño de hoy, en el que casi me convierto en escaladora profesional, ha sido él el causante de todo.

Primero me ha llevado al teatro, pero un teatro en el que el escenario estaba en la cima de una montaña. Me ha animado a subir para ver mejor la representación (una mezcla entre la actuación de una chirigota y un concierto de Adele). No me ha acompañado y, cuando he llegado arriba, ya había terminado la comparsa.

Sí, y ha sido mi marido el que me ha animado a visitar la nueva casa de unos amigos. Una casa que estaba situada, como no podía ser de otra manera, en la cima de una montaña. No me ha acompañado y, cuando he llegado arriba, mis amigos ya no vivían allí.

Me apoya mucho mi compañero, mi esposo y sin embargo amigo… por lo que me ha concertado una cita con un director de cine para que les lleve la promoción de su nueva película. Un trabajo interesante, si no fuera porque la cinta se rueda en la cima de una montaña. No me ha acompañado y, cuando he llegado arriba, todo el equipo de rodaje se había esfumado, cansados de esperar.

No te extrañe, Javier, que hoy se me haya olvidado el día que es.


Adele

Toda la noche tarareando Someone Like You…


A %d blogueros les gusta esto: