Archivo de la etiqueta: Alanis Morissette

Save the last dance for me

Pese al cansancio, save the last dance. Y pese a los desequilibrios, save it. No sólo el último baile, de tanto bailar ya no sabemos lo que hacemos.

Bailamos juntos cuando nos enamoramos. Y el ritmo torpe dio paso a una coreografía sencilla pero acorde. Ya no nos pisamos. Compenetrados, nos fuimos acercando y atreviéndonos a hacer alguna que otra peripecia, más de dos y tres algunas noches.

Tanto bailar que a veces nos soltamos y paseamos solos dando vueltas por la habitación, eso es necesario, distintos ritmos. A veces a ti te apetece un ritmo más flamenco mientras yo escucho a Aznavour; otras yo busco cantar a gritos (muy mal) a Alanis Morissette mientras tú te relajas con  Bublé.

Pero seguimos buscándonos para reemprender el baile, primero los dedos de las manos. Y pese al cansancio siempre nos ponemos de acuerdo sobre cuándo hay que girar a la izquierda, y cuando hay que dar un paso adelante, no nos pisamos. Subimos montañas bailando, llegamos exhaustos, a veces yo corro hacia abajo sin frenos, y te dejo arriba, mirando.

Incluso con los ojos vendados he aprendido a bailar, soy buena buscando el punto de equilibrio. Te extiendo mi mano y te pido, si quieres con los ojos cerrados: “Save the last dance for me”.

Anuncios

Microsueños

Últimamente tengo sueños cortos, como muchas veces sin sentido, otras razonablemente relacionados con mi subconsciente. Todos ellos microsueños que me divierten en la mayoría de los casos, por su absurda ocurrencia, por su capacidad de sorprenderme, por su corta duración:

– Ir a París dando un paseo desde mi casa no está mal. Teniendo en cuenta que vivo en Sevilla descubrir que París está tan cerca es algo muy excitante y organizo una excursión con toda mi familia. Pero ellos no me quieren acompañar.

– En uno de mis sueños he encontrado a un fisioterapeuta al que le cuento que me sigue doliendo mi lesión de hombro y, ni corto ni perezoso, me quita todos los huesos de mi cuerpo (indoloro pero raro) y me dice que me olvide de ellos, que no los necesito.

– He pasado muchos nervios cuando me he presentado a un concurso de talentos y he hecho un baile penoso ante un jurado presidido, no me preguntéis por qué, por unos personajes disfrazados con máscaras venecianas. Supongo que la superpoblación de “talent shows” en televisión y las últimas noticias del pánico escénico de Pastora Soler y Joaquín Sabina han tenido que ver con haber soñado algo así.

– Lo que me provoca mucho vértigo es acudir a un hotel al que se accede a las diferentes plantas escalando. Para bajar, caída libre gracias.

– Y nervios y vértigo a la vez me provoca colarme en un concierto de Alanis Morissette (¿dónde te metes?) e interrumpirla en medio de un concierto aludiendo a mi destreza (soñada) con el violín. Quiero tocar el violín junto a sus músicos y convencerla de que la cartulina con la que me he fabricado las entradas valen igual que las oficiales. Les he puesto purpurina y todo.

Yo sé por qué he soñado con Alanis. Después de mucho tiempo he recuperado un CD de su MTV Unplugged que he escuchado millones de veces.  Y lo pongo en el coche a todo volumen, y canciones como Uninvited, I was Hoping, o That I would be Good, además las grito junto a ella.

 


A %d blogueros les gusta esto: