Archivo de la etiqueta: Amigos

Nuevas elecciones

pabloiglesias.jpg

Será porque en televisión (la cual consumo pese a mi rechazo inicial) se llena de programas, de nuevo, que nos quieren borrar la memoria, de nuevo, y darnos una imagen de los políticos impoluta, de nuevo. Será por esa razón que he soñado con las elecciones del 26-J.

Y en mi sueño las elecciones eran una fiesta, todos se reunían a celebrar tan maravilloso acontecimiento como si fueran las elecciones del 77. Nada que ver con la realidad, por lo menos mi realidad, ya que iré a votar, pero casi a rastras.

En mi sueño podías votar en el colegio electoral que quisieras, de manera que muchos grupos de amigos o familiares viajaban hacia donde convenía, quedaban para comer, hacían barbacoas en las plazas de los pueblos para luego ir a votar.

Yo he quedado con unos amigos de la infancia a tomar unas hamburguesas (me acuerdo perfectamente de que eran hamburguesas porque me he levantado con ardor de estómago). Luego vamos a ir a votar a un colegio electoral construido para la ocasión en el patio trasero del Ayuntamiento.

Cuando llega el momento me doy cuenta de que se me ha olvidado mi carné de identidad. No os podéis imaginar lo enfadados que están mis amigos conmigo por mi despiste. Y yo les digo: “Pero esto es un sueño, a lo mejor puedo votar sin carné”. Pero no cuela, soy una irresponsable, una antidemócrata y quién sabe qué cosas más según sus miradas de decepción. Incluso me encuentro con Pablo Iglesias que me echa una monumental bronca por mi imperdonable olvido.

Y yo me acuerdo de un artículo que escribí hace unas semanas, OS VA A CAER UN NULO QUE OS VÁIS A CAGAR.

 

Anuncios

Despedidas

costa_ballena2

Si me preguntáis hoy qué tal he dormido, diría que plácidamente. Es la sensación que tengo pese a que me he estado despidiendo toda la noche de amigos. Adiós, adiós, abrazos y besos, pero plácidamente.

No me gustan las despedidas. Me producen desazón, nerviosismo, como si cada vez que me despidiera de alguien tuviera que trazar, con una pesada regla, una línea que marcara un antes y un después. Pero en esta ocasión mis despedidas han sido “plácidas”. Por una razón, porque hemos recordado, antes de decirnos adiós, esos espacios comunes que hemos compartido. Recordar lo que has vivido junto a tus amigos te hace sentir confortable, como si te acomodaras en un agradable y conocido sillón. Y en ese sillón he dormido mi noche, mi sueño de hoy, antes de despedirme.


Personas

¿Habéis reunido alguna vez a todos vuestros conocidos en un sólo lugar? Claro que no, es imposible, porque no me refiero a todos los amigos y familiares que acudieron a vuestra boda, o aquellos que viajaron hasta vuestra ciudad para daros una fiesta sorpresa por un cumpleaños señalado. Me refiero a reunir en un mismo espacio y tiempo a TODOS vuestros conocidos. Claro que no, es imposible. Ni siquiera yo, en el sueño que he tenido esta noche, lo he conseguido. Pero sí me he encontrado en mi casa con una representación de todos mis conocidos.

Ha sido muy divertido, porque he casado (con mi mente disparatada) a una compañera del colegio con el hermano de un amigo de la Universidad. Ellos en realidad nunca sabrán de la existencia del otro, pero en mi sueño estaban casados y tenían un hijo. También he “vuelto a ver” a dos amigos que están enfadados y en mi casa han hecho las paces. Sí, ha sido muy divertido, porque he tenido la suerte de hacer muchos amigos a lo largo de los años y mi familia es extensa, por tanto mezclarlos a todos ha sido muy entretenido. Aunque el mundo es un pañuelo y hay veces que “los amigos de mis amigos son mis amigos” (si no que se lo digan a Mark Zuckerberg), la realidad es que nunca irán todos a tu casa a hacerte reír. No todos, es verdad, sino una representación. Mi primo Juan, recién llegado de Argentina, charla con nuestro abuelo, al que nunca conoció. Y mi hermano Juan, recién llegado de la cocina, discute de política con Luca Brandini, al que por cierto yo me quedé con las ganas de conocer mejor…

Lo bueno de soñar estas cosas es que estás soñando, porque, ¿os imagináis tener que atender a tantos invitados en la vida real? Sería imposible quedar bien con todos, y yo siempre ando estresada queriendo quedar bien. Pero en el sueño me limito a observar y a hablar con quien me apetece, a asombrarme con esos amigos, familiares y conocidos, con aquellas personas.


A %d blogueros les gusta esto: