Archivo de la etiqueta: Gala

Personas III

personas2 copia

Como mis noches están interrumpidas últimamente por los llantos de mi bebé, a veces no soy del todo consciente de lo que sueño. Sueños discontinuos, intermitentes son los que evoco con el primer café de la mañana. Hoy mi hija mayor me ha preguntado: “¿Qué has soñado, mamá?” Y en mi mente han aparecido numerosas personas preguntándome lo mismo. He soñado con personas que se agolpan ante mí para preguntarme lo que sueño, que entran por la puerta y salen por la ventana. Algunas personas van vestidas de gala, otras se quedan a mi lado tumbados en la cama, en pijama.

Hay alguien que me lee páginas del libro que hay en mi mesita de noche, pero a mí no me gusta nada que me lean en voz alta. “Sal por la ventana”, pero “alguien” se esconde bajo la cama y desaparece, sin más. Las escaleras de mi casa están abarrotadas de personas que pegan su oído a la pared, mientras esperan poder decirme algo importante.

Y lloran, también lloran, y entonces le pongo el chupete al bebé.

Sueños relacionados:

Personas.

Personas II.

Anuncios

“Mi” gala de los Goya

He soñado esta noche con los premios Goya. Como me quedé dormida y no pude ver casi nada de la entrega de premios (no es que fuera aburrida, es que estaba muy cansada), me he fabricado mi propia gala. Un poco tenebrosa, tengo que decir. Porque la gala de mi sueño se celebraba a oscuras, no había apenas luz, por lo visto por hacer una puesta en escena teatral. Ésa ha sido la versión oficial (oficial en el mundo de los sueños).

Y el presentador de “mi” gala ha sido Jesús Vázquez en vez de Eva Hache. Un Jesús muy antipático que ha recibido críticas por haber interpretado de manera muy tenebrosa la puesta en escena teatral. Yo he estado en la fiesta del cine español, y en esta ocasión me he colado descaradamente. Y me han pillado, ha sido el presentador, y para echarme de allí ha lanzado sobre mi pobre cabecita balas con forma de pájaros. Pájaros como Pajaroto, un personaje de dibujos animados. Esquivando las balas he salido corriendo de la gala de los Goya, no sin antes robar unos zapatos: unos tacones negros preciosos.

Todo el mundo habla hoy de la gala: de los momentos más emotivos, de los premios más merecidos, de los estilismos más acertados… En el mundo de los sueños también se habla de la gala, pero se comentan otra cosas: lo maleducado que fue el presentador, el robo de zapatos, los pájaros animados…


A %d blogueros les gusta esto: