Archivo de la etiqueta: Gracias

Buscando Sueños

Esta mañana he recibido un mail que me ha hecho especial ilusión. Se trata de una carta sincera de una niña de 14 años que me escribe desde México. Ha encontrado mi blog porque en el colegio va a hacer una antología sobre SUEÑOS, y navegando por internet se topó con SUEÑOS “DISPARATE”. Me he sentido muy halagada porque quiere incluir varios de mis post en su trabajo. Pero lo que más me ha emocionado es la ilusión, la inocencia con la que me ha contado que su pasión es escribir y que dentro de unos años quiere estudiar periodismo. Me pide con la mayor de las humildades que lea alguno de sus textos, y además lo hace con un respeto que no encuentro normalmente en adolescentes de su edad.

No he podido evitar acordarme de cuando yo tenía su edad y sentía lo mismo. Siempre tuve claro que estudiaría periodismo, no me planteé otra opción, y escribir fue siempre una pasión, un sueño. Hoy Marta Tiana me lo ha vuelto a recordar, gracias.


Sueño en blanco

Foto de Takaki Watanabe

Esta noche he soñado que caminaba. El camino marcado, gracias, aunque el tiempo y la distancia ha sido cosa mía, gracias. De manera que me he entretenido mirando a cada lado del camino, serpenteante y blanco. He sentido cierto vértigo al asomarme fuera del camino; al Este los países que no conoceré, al Oeste las personas con las que no me cruzaré. He perdido mil días de camino al escalar la montaña de libros con la que me he topado, a mitad de camino.

El paso se ralentiza al coger a mis hijas, cada una de una mano, para que anden conmigo por el camino blanco. Pero entonces te das cuenta, mientras avanzas lentamente, que hay grietas en las baldosas blancas, y que también se ha formado algo de musgo, y que casi piso a una hormiga.

Me salgo del camino con las niñas, gracias. Quiero que corran por el Este y el Oeste, gracias. A tí también te llevo, cogemos impulso si quieres y las dejamos sudar.

Mientras escribo el sueño que he tenido esta noche me pregunto porqué me cuesta, despierta, salirme del camino, a veces, en ocasiones, con ellas.


Carta de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente

Estimados lectores:

Nos dirigimos a vosotros en nombre de Cristina porque ella no sabe muy bien cómo expresaros su gratitud. Nos ha pedido como regalo que redactemos una carta de agradecimiento en su nombre. Aquí mi amigo Balta dice que soy muy formal a la hora de intentar explicaros algo, por lo que el siguiente párrafo lo va a escribir él, que siempre ha sido su Rey. Saludos cordiales de parte de Su Majestad el Rey Gaspar (y el próximo año a ver si os portáis mejor).

Hola, soy Baltasar, y lo que Gaspar quería deciros sin tanto preámbulo es: GRACIAS. ¿Para decir “gracias” tanta palabrería? Ala, adiós. Ahora os paso a Melchor. Pero antes un aviso: A ver si nos portamos mejor que vaya tela con las copitas en Navidad, y en verano, y en octubre, y en feria…

Queridos lectores: Yo soy el de la barba blanca. Me consta que Cristina ha tenido que comprobarlo en Google porque a día de hoy todavía no lo sabe bien. Pero no me enfado con ella, es buena. Yo os quería contar las razones de las “gracias” de mi amiga. Quería que supierais lo que le ha cambiado la vida dar con la idea de este blog, en el que se siente de nuevo escritora y periodista, lo que ha sentido desde que tenía uso de razón. Pero ha sido por vuestro apoyo, por lo que se ha convencido de que no lo debe estar haciendo del todo mal. La sensación que le produce saber que estáis ahí leyendo, es la misma que si le dierais vida a sus relatos. Provocar sensaciones con personajes sacados de su cabeza es una de las cosas que mejor le hacen sentir. Vuestros comentarios, vuestra fidelidad y apoyo le quitan inseguridad. Más o menos esa es la idea que nos ha pedido que os transmitamos. Antes de despedirme quería deciros que espero que en el año 2012 os portéis mejor, que vaya quebraderos de cabeza nos habéis dado.

Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.

 


A %d blogueros les gusta esto: