Archivo de la etiqueta: Mateo

Cuarto embarazo

libro-hola-aqui-estoy

No, no estoy embarazada, pero he soñado que lo estaba. ¡Qué locura! Igual que buscamos en su momento con ilusión tener un tercer hijo, lo del cuarto está más que descartado… Pero esta noche ha sido tan real la impresión, que me que quedado con un buen sabor de boca.

Sobre todo por revivir las sensaciones (las buenas, no “las otras”) de manera tan real. Aunque con un toque disparatado y fuera de toda lógica que te otorgan los sueños. Por ejemplo, sólo me ha chivado el embarazo el predictor, no me ha dado tiempo a ir al ginecólogo para confirmarlo y sin embargo he notado cómo se movía el bebé. Ese recuerdo; cuando se pone dura la barriga sólo por un lado y durante unos segundos no te puedes ni mover.

Sin embargo no he llegado a saber el sexo, aunque he estado pensando en nombres y, he aquí otro disparate, lo he estado dilucidado con dos profesores de la Universidad a los que no veo desde hace años. No los nombro porque voy a tirar su reputación por los suelos. Tendrán quehaceres más serios que quedar con una antigua alumna a decidir el nombre de su futuro hijo imaginario. Al final nos hemos quedado en Mateo si es niño y Julieta si es niña. Ahora despierta no me convencen demasiado, la verdad.

La madrina no la he decidido, me he quedado entre varias posibilidades, pero el padrino, prepárate por si ocurre, va a ser mi amigo Curro y, esta idea, que creeréis consensuada con mi amante marido, me la ha sugerido muy acertadamente Morata. Luego se me ha olvidado lo del embarazo comentando el partido de España-Italia, hasta que mi niño imaginario me ha vuelto a dar pataditas.

Hoy me he levantado con mariposas en el estómago, me voy a tomar un café a ver si se me pasa.

*Ilustración del libro “Hola, estoy aquí” (Willy Breinholst).

Anuncios

La pequeña ciudad VII

pequeña ciudad

Mateo me ha visitado esta noche después de tanto tiempo, me ha regañado. Dice que tengo muy abandonada la pequeña ciudad. Yo le he explicado que no tengo demasiado tiempo para atenderla, y se ha ido triste.

Tiene razón, tengo que buscar tiempo para seguir construyendo junto a él la ciudad, y ordenar su casa, y regalarle libros, para que él pueda seguir contándole cuentos a los niños que allí viven.

SUEÑOS RELACIONADOS:

– Categoría “La pequeña ciudad”.


La pequeña ciudad VI

Me pregunto si el hotel de pasillos interminables con el que he soñado esta noche contiene aquellos recuerdos de las cosas que no he vivido. Intento abrir puertas que desaparecen, no hay cosa que odie más que un laberinto (aunque yo no odio nada). Busco una habitación determinada, me han susurrado al oído el número, pero no lo encuentro, no la encuentro, no tengo ese recuerdo.

Creo que el hotel de pasillos interminables es una parte de mi cerebro, y está un poco desordenado porque Mateo ha estado por allí sin mi permiso, le gusta dar paseos por mis recuerdos cuando sale de la pequeña ciudad.

Sueños relacionados:

Categoría la pequeña ciudad.


La pequeña ciudad V

Pero a veces Mateo se pierde de camino a casa, y sale de la pequeña ciudad, y dirige sus pasos hacia el centro de mi cerebro y se sienta con la mirada perdida, en medio de la oscuridad, esperando que a que yo le devuelva algo de luz. De nuevo me hago pequeñita y me siento a su lado, le doy la mano y me pide que le lleve a conocer algunas partes de mi mente que todavía no nos hemos atrevido a explorar. A veces pasamos miedo, otras nos envuelve un halo de nostalgia.

En la pequeña ciudad echan de menos a Mateo, el contador de cuentos, pero cuando vuelve nadie se lo demuestra. Simplemente la pequeña ciudad vuelve a funcionar.

Sueños relacionados:

Categoría “La pequeña ciudad”.


La pequeña ciudad III

Cuando Mateo vuelve a la pequeña ciudad sigue sin saber utilizar las lianas, pero ya no le importa.

-Sueños relacionados en la categoría La pequeña ciudad.


A %d blogueros les gusta esto: