Archivo de la etiqueta: Pepito grillo

No dejes para mañana… ¡a la mierda!

nodejesparamañana

Tengo el síndrome del “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Educada escuchando frases como “ante la pereza, diligencia”, “no practiquéis la ley del mínimo esfuerzo” y frasesmanidas.com por el estilo, he emprendido todas mis obligaciones con esmero desde que me ha correspondido, faltaría más.

Y menos mal que me han formado en ese sentido de la responsabilidad que yo he llevado al extremo por mí misma, por una cuestión de carácter que nada tiene que ver con mi educación.  Pero ahí es donde quería llegar, que tomarse al pie de la letra el hecho de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy es harto peligroso.

Lo pongo en práctica en muchos aspectos de mi vida, por eso mi cabeza funciona de manera tan estructurada (“toc, toc”, ¿quién es?). O mi cabeza funciona de manera tan estructurada que lo pongo en práctica en muchos aspectos de mi vida: Orden, orden y concierto, niños, casa, viajes y, antes de ir a dormir aprovecha para no dejar para mañana…

Y también lo pongo en práctica en mi profesión, lo cual me lleva a un desasosiego que voy a mandar a la mierda de un momento a otro porque no resulta productivo en ningún caso. Mi trabajo depende del tiempo que yo le pueda dedicar, escribo e intento dar a conocer mis artículos, mi blog y mis cuentos personalizados. Y nunca es suficiente, nunca es suficiente, nunca lo que hago, que de vez en cuando tengo que repetirme que va por el buen camino, es suficiente. Eso es lo que siento cuando mi pepito grillo particular, al que voy a mandar, griten todos conmigo, ¡a-la-mier-da!, me atosiga con que siembre más.

Escoger las redes sociales adecuadas, los foros adecuados, las aplicaciones (pero ¿existe una aplicación para esto o aquello?) que te ayuden en tu trabajo sin dejar de ser auténtico. Veo a tanto mediocre con KKK de seguidores, ¿cómo lo harán? ¿No dejando para mañana lo que pueden hacer hoy? No quiero quedarme obsoleta, pero quiero dar con las claves sin quedarme majareta.

Esta noche cuando me acueste y sienta que me ha faltado algo por hacer, después de leer, voy a decir para mis adentros, a la mieeerrrda.

Y mañana a seguir escribiendo.


A %d blogueros les gusta esto: