Archivo de la etiqueta: Triste

La pequeña ciudad VII

pequeña ciudad

Mateo me ha visitado esta noche después de tanto tiempo, me ha regañado. Dice que tengo muy abandonada la pequeña ciudad. Yo le he explicado que no tengo demasiado tiempo para atenderla, y se ha ido triste.

Tiene razón, tengo que buscar tiempo para seguir construyendo junto a él la ciudad, y ordenar su casa, y regalarle libros, para que él pueda seguir contándole cuentos a los niños que allí viven.

SUEÑOS RELACIONADOS:

– Categoría “La pequeña ciudad”.

Anuncios

La ausencia

La ausencia tiene un peso propio difícil de soportar. La ausencia no es el sentimiento de falta; echar de menos a alguien es un sentimiento triste, pero te acompaña de manera pausada, permanente incluso, y es algo triste, pero a lo que te acostumbras.
Pero la ausencia es como una sacudida, un golpe que te coge siempre desprevenido. Es tangible, como el agujero que deja recortar un rostro en una fotografía.
Hoy he soñado con la ausencia, he perdido a uno de mis “olores“. Y he comprobado que echar de menos a alguien es melancólico, es tan triste, pero es un sentimiento que te congela, te anestesia como la nieve, amortigua los sonidos, los llantos y la histeria.
Pero la ausencia, esa sí que es insoportable: te recuerda que tienes que cambiar tus hábitos, y te lo recuerda de manera brusca. Tira de ti, sí, como una sacudida, cuando miras hacia el cuarto de esa persona ausente esperando encontrarla. El vacío es como una cuchillada, y tienes que volver la cabeza con una mueca de dolor… Y aunque tus pasos se dirijan hacia los lugares donde esa persona te esperaba, dar la vuelta y desandar el camino te provoca escalofríos en la espalda. Te flaquean las piernas sólo porque la ausencia te ha cogido desprevenida otra vez.
Joder, menos mal que ha sido un sueño.


A %d blogueros les gusta esto: