Archivo de la categoría: Tercer embarazo

Tercer embarazo VI (Bienvenido)

Te soñé,  solo Dios sabe lo que te he soñado desde hace tiempo, y aquí estás. Me encanta verte en brazos de tus hermanas.

10

Sueños relacionados:

Categoría TERCER EMBARAZO.

Anuncios

Tercer embarazo V (En modo “desvelo”)

polo_flash

Cinco y veinte de la mañana, no y media ni y cuarto ni las cinco en punto. Haga lo que haga, me acueste a la hora que me acueste, me desvelo desde hace una semana a las cinco y VEINTE de la mañana. Y me pongo a pensar… Por mucho que yo quiera tener la mente fría, el hecho de haber dado muestras de adelantarte me ha desconcertado un poco. No puedes hacer un amago de nacer para luego quedarte donde estás. En realidad sí puedes, pero yo estaba tan tranquila creyendo que nacerías a final de mes (después de la Comunión de tu hermana Lola, por favor) que ahora no sé qué pensar. Se suele llamar falsa alarma, preparación, y cosas por el estilo. No me voy a parar a explicar guarradas del tipo “estoy borrando el cuello del útero” porque creo que no hay necesidad, pero el caso es que la tranquilidad ha dado paso a una tensa espera, y a los desvelos de las cinco y veinte.

Normalmente le echo la culpa de mis desvaríos a mi subconsciente, ahora también recurro a las hormonas cuando me despierto a esa hora. Y creo que son las culpables de esa contradicción continua que siento entre el “quiero que nazcas ya” o “no quiero dejar de estar embarazada”. No sé qué tiene más peso, si el miedo al cambio inminente o el hastío de mis andares de pato, el calor… No sé si pesan más las ganas de verte la cara y abrazarte con cuidado o la nostalgia por algo que acaba. Y mientras tanto me desvelo con el estómago vacío (que ironía) porque durante la cena soy incapaz de probar otra cosa que no sean los polo flash de tus hermanas. Mastico hielo como una posesa, ellas alucinan, porque tengo que confesarte que para tomarse un polo flash hay que tener cierto manejo, y ellas no tienen ni idea, se cansan enseguida.

Hablando de polos, de hielo, me voy a por uno pero ya.

Sueños relacionados:

Categoría TERCER EMBARAZO.


Tercer embarazo IV (A propósito del Día del Libro)

kafka_tamura

Ocho meses, o treinta y cinco semanas de embarazo, y yo sin hacerme a la idea de que dentro de días voy a ser madre de nuevo. Y muy de nuevo porque eso de tener un hijo en vez de una hija me sigue sonando raro. Estoy tan acostumbrada a tus dos hermanas que no me imagino los sentimientos que despertarás en mí, la relación que vamos a tener, si es verdad que el sexo del bebé marca carácter desde tan pronto como me cuentan.

Pensando en eso me he despertado hoy con una avalancha de mensajes en Twitter recordando que hoy es el Día del Libro; preguntas sobre cuál es nuestro libro de cabecera, el que nos marcó, y el primero que leímos o los personajes con los que más nos hemos identificado. He recordado que los personajes que más me han conmovido, mis preferidos, han sido siempre niños, en masculino: Huckleberry Finn, Kafka Tamura, Holden Caulfield… Me han provocado siempre un sentimiento de protección, algo que no me ocurre con otros personajes femeninos por ejemplo. Siempre me he preguntado el porqué, si soy mujer y además tengo hijas.

Y ahora lo voy a comprobar, si me ocurrirá contigo lo mismo que con ellos, si te veré como ese proyecto de hombre frágil y fuerte a la vez. Espero que no lleves sus vidas, tan dramáticas, literarias al fin y al cabo. Pero al acordarme de ellos te visualizo como a ese niño espigado, que arrastra los pies al andar, sumido en sus pensamientos. Y sí que tengo ganas de abrazarte, de diferente manera. A tus hermanas les beso y huelo la cabeza cuando las abrazo, a ti quizás te acaricie y aprieta los hombros, como haría con Tamura.

Sueños relacionados:

Categoría TERCER EMBARAZO.

 


Tercer embarazo III (Yo con contracciones y tú bostezando)

Con que esas tenemos. Hace unos días me diste un “pequeño gran” susto al sentir contracciones cuando no me correspondía… que todavía no “estamos” ni de siete meses. A tu madre es que le gusta llamar la atención; hace un año en un viaje familiar me caí y me fracturé el hombro (fue pesadísima la recuperación, no te aburro con los detalles). Y un año después, en otro viaje con un pandillón de amigos, tengo que buscar a horas intempestivas un hospital porque me están dando contracciones.

Tampoco te aburro con los detalles, pero en conclusión te diré que después de medicamentos varios, mucha agua, hierro y re-po-so, obligado reposo, he conseguido incluso hacer una lectura positiva de lo que ha pasado. Sobre todo después de comprobar que en la última ecografía estabas literalmente bostezando, como si todo el sustito que nos has dado no fuera contigo. Con lo cual creo que este descanso forzado me llega en forma casi de mensaje: “Párate a pensar”.

Y es que como sabes tus hermanas mayores no me han dejado mucho tiempo para parar, bendita falta de tiempo por otra parte. Operaron a Lola de apendicitis, y Martina ha tenido una gripe interminable, quizás en el último mes tu padre y yo nos hemos sentido un “poquito” desbordados, casi no he tenido tiempo de escribir y, aunque yo no creía notarlo, ya te has encargado tú, o la Naturaleza, de dar una patada a la barriga de tu madre justo en el momento preciso.

Entonces me he dedicado a “reposar” (insisto mucho en esta palabra porque me gusta más bien poco), a tocarte a través de la barriga mucho más de lo que lo he hecho hasta ahora, a hablarte incluso, a pensar en ti, ¡a preparar todo para tu llegada, que no tenía nada listo!, a pensar, a escribir, a hacerme a la idea de TODO. Al fin y al cabo (es lo que queríamos) vamos a ser una familia numerosa. No te acostumbres a tanta atención, que luego llegará de nuevo la locura, y la falta de tiempo y el reparto de mimos… Pero estos días notándote de verdad no los voy a olvidar.

Pensarás que este texto es algo cursi, pero es que ya antes de nacer me tienes arrebatá.

Sueños relacionados:

Categoría TERCER EMBARAZO.

 


Tercer embarazo

camino_lisboa4

Parece mentira pero así es, y cuando alguien se entera de que estoy esperando mi tercer hijo me pregunta: “¿Buscado o sorpresa?”. Porque parece que el tercero no viene en el pack, que es una imprudencia o un acto de valentía, según se mire.

Sí, estoy embarazada del  tercero, y tengo que decir que la mayoría de amigas y amigos que se han enterado me dicen que soy muy valiente. Y eso me ha gustado mucho, aunque la pregunta de “buscado o no” es inevitable. La verdad es que, pese a ser “buscado”, no me imaginaba ya, con una niña de nueve años y otra de cinco, que iba a experimentar un embarazo de nuevo. Y sí, os comento que me he emocionado con la primera ecografía, y que te vuelves a sorprender con el milagro de la vida, pero la verdad, lo que experimento sobre todo es una fatiga constante. Naúseas, saliva, olores reconcentrados… Un asco.

Lloré cuando se lo comuniqué a mis hijas, y al momento corrí al baño a vomitar. Y es precioso, indescriptible, sentir cómo Lola y Martina pegan su oído a la barriga o me la acarician. Pero me las tengo que quitar de encima enseguida para ir corriendo al baño a vomitar.

Escuchar el corazón de tu futuro bebé en una ecografía de nada más que ocho semanas es impresionante, pero más impresionada me quedé con la lista de “remedios” que me dió el ginecólogo antes de entregarme la preciada ecografía: Paracetamol, Cariban para las naúseas, fibra, Almax, Aero-red…

Las naúseas pasarán, y comenzaré a disfrutar de este embarazo, que me hace tantísima ilusión, porque quiero sumar, quiero agrandar mi corazón, aunque lo que va aumentando es la barriga, y el culo, no sé porqué. Las naúseas pasarán, y comenzaré a disfrutar de este embarazo que, como LOLA Y EL DRAGÓN o Cuentos “disparate”, es un proyecto basado en la más sensata de mis locuras.

¿El padre? Encantado, por supuesto.

Sueños relacionados:

Categoría TERCER EMBARAZO.


A %d blogueros les gusta esto: